piedra escarfilada

Piedra escarfilada

La piedra escarfilada rústica es uno de los distintos acabados que podemos dar a muchas de nuestros materiales naturales.

Con las cuatro aristas a corte de sierra y la cara vista rústica. Las piedras en formato escarfilado, podemos utilizarlas para revestimientos interiores o exteriores.

De muy fácil colocación por cualquier persona, hace que sea un material muy polivalente y útil para cambiar rápidamente una de las paredes de nuestra casa.

Sin embargo, la cara vista siempre se presenta rústica, aunque el resto de las aristas a corte y en dimensiones fijas sean a sierra con lo que no necesitaremos de un mampostero especialista.

Además, el acabado rústico de este material, siempre lo hacemos de forma manual por especialistas en cantera, de modo que no perdamos lo más importante que nos da este producto, lo natural. Las dimensiones de las piedras escarfiladas pueden ser varias, e incluso sobre pedido en cortes especiales, pero las más habituales son en ancho de 15 centímetros, 20 centímetros, y largos libre.

Aunque su espesor siempre se mantiene en 2.5 centímetros, pudiendo también ser incrementado si el cliente nos lo solicita. No todas las piedras se les puede dar este tipo de acabado por su mala rotura al trabajarlas. Principalmente te vamos a presentar en este apartado las más habituales y que más posibilidades de combinación y decoración te van a dar.

Por último, no dudes en contactar con nosotros si necesitas formatos especiales y en cualquier tipo de material. Estaremos encantados de ayudarte.

comercial@piedramaestrazgo.com